payday loans
A 5 años de la nacionalización de Inveval, hablan los trabajadores revolucionarios de la empresa PDF Imprimir E-mail
Escrito por El Militante · Venezuela   
Sábado, 24 de Abril de 2010 10:51
celula_inveval.jpgEl 27 de abril se cumplen 5 años de la nacionalización de la empresa CNV y la creación de Inveval. Durante este tiempo un grupo de trabajadores revolucionarios de la empresa, que se encuentra bajo control obrero desde entonces, ha librado una dura batalla contra el sabotaje y el abandono al cual ha estado sometida por parte de algunos sectores de la burocracia que han tratado de aplastar esta mravillosa experiencia, donde un puñado de obreros venezolanos han demostrado que la clase trabajadora está suficientemente preparada para tomar las riendas de las empresas y administrarlas con mucha más eficiencia que capitalistas y burócratas. En esta entrevista hablan los propios protagonistas de esta historia y cuentan su verdad.   

 celula_inveval.jpg(Entrevista realizada el pasado 20 de abril en las instalaciones de Inveval a los trabajadores Luisa Morales, Eduardo Matute, Juan Padilla, Nelson Rodríguez, Marino Mora y Freddy Espinoza)  

EM:     Este 27 de abril se cumplen 5 años de la nacionalización de la CNV y la creación de Inveval, ¿qué balance pueden hacer de aquella medida tomada por el presidente Chávez?

LM:    Inicialmente ha sido un logro favorable en cuanto a lo que es la lucha de los trabajadores por el control de los medios de producción, puesto que sigue en manos nuestras efectivas ya que programamos, organizamos, planificamos y trabajamos en función de lo que pueda ser sacar adelante la producción y el control de la empresa. Otra cosa importante es que hemos madurado como trabajadores en el sentido que somos más organizados, estamos más conscientes de la responsabilidad que tenemos dentro de la organización, con los pro y los contra que se han dado, nos hemos dado cuenta que hemos tomado decisiones equivocadas, hemos hecho cosas que no favorecen hoy en día a la organización, pero bueno, en la práctica es que se aprende y cometiendo errores es que se avanza. Creo que la creación del consejo de fábrica, y ahora el sindicato socialista son avances, pasos importantes que hemos dado los trabajadores, y seguimos luchando por el control obrero que es nuestra consigna y nuestra bandera, ese es el objetivo actual. Hemos tratado de llevar esto no sólo a Inveval, sino también a otros trabajadores, a la clase obrera, para que se tome consciencia que ese es el camino del verdadero socialismo. En eso hemos avanzado en estos 5 años de lucha, por supuesto hay camaradas que en este camino tomaron la vía burocrática y entregaron la lucha pero, también, habemos quienes seguimos al pie del cañón, formándonos ideológicamente con la CMR y tratando de entender cuáles son las contradicciones y la dialéctica de la situación actual para poder avanzar y seguir dando pasos firmes sin cometer tantos errores.

JP:     Nacimos con una visión de lucha contra el burocratismo, tenemos que seguir luchando contra eso. Eso es algo que no hemos eliminado, sabemos que es sumamente difícil y donde todos los trabajadores tenemos que unirnos para lograrlo. Puede decirse que Inveval ha sido la única empresa que ha evitado que el burocratismo la invada. Aquellos funcionarios como los que están metidos en otras empresas del Estado, echando vaina y atacando la lucha de los trabajadores, en ese sentido nosotros hemos logrado enfrentar eso, sabiendo que hay algunos que se llaman compañeros que en el fondo quieren entregar la empresa a los burócratas por una bolsa de comida, por unos beneficios que muy bien podemos lograr nosotros mismos gestionando. Como dije anteriormente, hemos logrado mantener a los burócratas a raya y esa es la idea, la gestión de nosotros y la lucha por el control obrero.

EdMat: Las experiencias de estar al frente de una empresa como ésta son muchas, ya que siendo un trabajador común, un obrero, y luego cambiar a una posición de dirección, desempeñando un puesto importante en la producción de la empresa que está bajo la gestión de todos los trabajadores y no de unos gerentes como antes, entonces la experiencia es que nosotros mismos podemos llevar a cabo todas estas funciones y responsabilidades que antes era imposible que lo hiciéramos. Nos estamos dando cuenta que sí es posible que los trabajadores puedan ejercer el control obrero en las empresas, en los medios de producción y la experiencia de nosotros así lo demuestra. Hemos sacado válvulas de excelente calidad al mercado, ya que la misma PDVSA nos puso un protocolo de calidad y nosotros lo hemos cumplido, ya que tenemos la experiencia para hacerlo. Hemos tomado también los espacios administrativos de la empresa, con los compañeros preparándose académicamente para mejorar cada día más su trabajo. Esta organización nos ha permitido tener otros beneficios como tener más tiempo para nosotros, porque aquí nosotros mismos decidimos el estudio de nosotros, la producción de la empresa, y esto ha facilitado que los trabajadores tengan la oportunidad de no estar metidos trabajando todo el día por miedo a perder el trabajo. Por eso, muchos son los beneficios que hemos logrado.

EM: ¿Han estado produciendo?

EdMat: Hemos sacado mercancía que estaba en stock al momento de la nacionalización, y también hemos hecho mantenimiento de válvulas y una pequeña producción de válvulas cuando conseguíamos que las empresas privadas que fabrican las carcasas nos las proveyeran. Produciendo válvulas como tal no estamos, lo que más hacemos es mantenimiento de válvulas.

EM: ¿Por qué no se ha podido producir?

EdMat: Porque la empresa nunca ha contado con la materia prima para hacerlo. La empresa que podía suministrarnos las carcasas sería Acerven y ahorita está parada. La burocracia no ha permitido que esta empresa arranque, se expropie, aunque el presidente Chávez en un estado de cuenta dio la orden para que se expropiara, sin embargo, esta orden se ha quedado en la gaveta de los burócratas.

EM: ¿Cuál ha sido la relación de ustedes con las comunidades?

MM:   La relación con las comunidades ha sido un factor determinante desde el momento de la expropiación, ya que nosotros en ese momento necesitamos el apoyo de ellos y ellos acudieron solidariamente. Hoy en día nosotros nos hemos estado tratando de conformar con ellos en una organización que vaya un poco más allá de lo que son los consejos comunales, formándonos políticamente para poder entender y llevar adelante lo que es el proceso revolucionario. Los espacios que tenemos dentro de la empresa los hemos abierto hacia las comunidades para que ellos puedan venir a formarse con nosotros, hemos hecho operativos de salud, de Mercal,  que funcionan dentro de las instalaciones de Inveval, así como las misiones educativas como Robinson y Ribas. Se puede decir que nuestra relación con las comunidades ha sido muy buena, excelente, ha sido recíproca. Cuando hemos acudido a ellos siempre nos han tendido la mano e, igualmente, cuando han necesitado de nosotros los hemos apoyado.

EM: ¿Ustedes son miembros del PSUV, participan en él?

NR:    Sí, somos militantes del PSUV, y yo soy el vocero de la patrulla de Inveval. Como militantes del PSUV hemos estado articulando con el movimiento obrero dentro de las organizaciones del movimiento como la UNETE, planteando las ideas de cómo los trabajadores podemos participar dentro del PSUV para proletarizar al partido para convertirlo en una organización de vanguardia, de cuadros obreros, de  comunidades, de estudiantes y campesinos, que permita un debate ideológico revolucionario para desarrollar un programa revolucionario para dar el salto cualitativo para la construcción del socialismo. Hemos estado participando con los camaradas de las empresas Mitsubishi y Vivex en actos con las comunidades allá en el Estado Anzoátegui para la creación de los batallones del PSUV y la articulación del poder popular para profundizar en el tema de la construcción de unas bases sólidas de ese Estado socialista por el cual todos estamos luchando. También es necesario plantear que la lucha no es estar en el PSUV para cubrir cargos, estar en el PSUV para ser un directivo más o un funcionario del partido, o a través del PSUV buscar un cargo de alcalde, de concejal, nosotros planteamos que hay que dar la lucha para conservar esos espacios pero el trabajo nuestro dentro del PSUV va más orientado a que el partido debe asumirse como la organización de vanguardia de la revolución para dar el paso para la toma del poder, para la emancipación de las masas, para la formación de los cuadros. Si nosotros no damos ese gran paso el partido puede durar todo el tiempo que quiera, podemos dar muchas luchas pero no vamos a tener una dirección revolucionaria, ya que el comandante necesita una dirección de cuadros revolucionarios para lograr el objetivo de la toma del poder. Entonces hemos estado dando una lucha dentro del partido contra los oportunistas, los burócratas, los reformistas, los contrarrevolucionarios, una lucha profunda dentro del partido, hemos dado una lucha modelo y eso hay que verlo desde nuestra perspectiva de obreros y sacar las conclusiones.

EM: ¿Cuál es la opinión de ustedes con respecto al llamamiento del presidente Chávez a conformar las milicias obreras?

JP:      Ese es un tema muy importante para nosotros porque consideramos que es un deber la defensa de los espacios ganados por los trabajadores. Sabemos que los imperialistas siguen echando vainas, en cualquier momento pueden venir con todas sus fuerzas. No hay que temerles pero tampoco subestimarlos. Se deben defender todos los espacios, tanto los trabajadores como los campesinos, estudiantes, comunidades, y debemos prepararnos por si llega ese momento, y si hay que tomar un fusil y salir a defender la patria con nuestra vida, debemos hacerlo. Por eso todos debemos integrarnos a las milicias, trabajadores, campesinos, estudiantes.

NR:     Lo importante de la milicia, para complementar un poquito lo que dijo el camarada Juan, es la importancia de la historia  vista desde el marxismo donde se puede aprender que la única forma de defender una revolución y los espacios ganados por ésta es a través del armamento del pueblo. Eso lo pudimos ver en la Unión Soviética, cuando una de sus normas era tener al pueblo en armas, pero también lo pudimos ver en los cordones industriales de Chile, cómo los trabajadores solicitaban que se les entregaran armas para defender las fábricas y la revolución, y vemos esa necesidad de los trabajadores chilenos de armarse lo cual no se hizo y este fue uno de los motivos de la derrota de la revolución chilena, que los trabajadores y los campesinos no estaban armados y esto le permitió a la oligarquía, a la contrarrevolución, poder dar el golpe de Estado contra Allende.

EM:    Este próximo fin de semana supuestamente se realiza el congreso de la UNETE, ¿ustedes van a participar?

LM:   Por supuesto, debemos dar nuestro aporte, nuestra experiencia, el fruto de este trabajo revolucionario que venimos haciendo gracias a la formación que hemos obtenido de la CMR. Ahí se debe ver el avance de los trabajadores en esta lucha tratando de llevar a la práctica la teoría revolucionaria. Hay que hacer aportes para que la UNETE se convierta en la organización que conduzca a los trabajadores por el camino de la revolución, que nos una como trabajadores, como clase obrera, para seguir avanzando hacia el socialismo y el control obrero. Esas son nuestras ideas y con ellas seguiremos impulsando a la UNETE. Los planteamientos que llevemos deben estar muy bien organizados para ayudar a hacer entender a la clase obrera cuál es su papel en la historia.

EM:    Uno de ustedes es miembro de la actual dirección provisional de la UNETE, ¿van a llevar algún planteamiento especial a este congreso?

NR:     Bueno, sí, hemos estado asistiendo a todas las reuniones de esta mesa provisional como miembro de la misma, junto a los camaradas Félix y Sabino. Lo importante es que para el viernes, que va a ser una reunión preparatoria del congreso que va a ser el 24 de este mes, se tiene planteado profundizar el tema de los estatutos, la organización interna de la UNETE y la parte electoral, lo cual es muy importante para poder estructurar una central clasista, revolucionaria, que pueda defender los derechos de la clase obrera y dar el salto cualitativo hacia una UNETE revolucionaria. Lo más importante que estamos planteando es que la unidad no es algo que se decreta sino que se practica, que se conquista, que se realiza en la praxis, igualmente, estamos planteando la ocupación de las fábricas cerradas o subutilizadas, la defensa de los trabajadores de la empresa Mitsubishi que están siendo atacados por la multinacional con el apoyo del Ministerio del Trabajo, de los trabajadores de Vivex que tienen tomada la empresa desde hace más de un año, que son problemas fundamentales y puntuales en la revolución que la clase obrera, a través de la UNETE, debe asumir. También, plantearse acabar con el Estado burgués, desmontar el Estado burgués para comenzar a construir el Estado socialista.

EM:   Ustedes acaban de participar en un acto de solidaridad con los trabajadores de MMC automotriz (Mitsubishi) aquí en Inveval conociendo la realidad de sus luchas. Ustedes también conocen la campaña criminalización por parte de la burocracia contra estos camaradas que, lamentablemente,  ha encontrado eco en determinados colectivos autodenominados marxistas. ¿Qué opinan sobre la conducta política de estos grupos  que  repiten los argumentos de la burocracia calumniando  la lucha de los trabajadores de Mitsubishi y a la CMR?

LM:    Sinceramente es triste darse cuenta como hay personas que uno en algún momento consideró como camaradas y que realmente lo que son es unos hipócritas, fariseos, falsos profetas, ya no sé cómo llamarlos, porque vienen a las filas de los trabajadores a dar una imagen que no tienen, que no poseen. Son personas que se dicen marxistas y resulta que lo que están buscando es el trampolín o la escalerita que los acerque a la burocracia, que los conecte con el burócrata, que los impulse. Aquí lo vivimos con un compañero de trabajo, con el señor Jorge Paredes, y ahora nos estamos dando cuenta que supuestos "marxistas", ex camaradas nuestros, que nos pidieron a gritos y que, supuestamente, apoyaron la salida de Jorge Paredes de la CMR, ahora resulta que se retratan con él y son los más amigos y asiduos de él. Uno como trabajador, como gente simple que somos, estamos tratando de entender qué está pasando aquí. Qué está pasando con una persona que vino para acá a la empresa a leer un comunicado donde se anunciaba que el señor Jorge Paredes ya no pertenecía a la CMR por haberse burocratizado, por haber abandonado la lucha revolucionaria, la lucha de los trabajadores, y resulta que ahora se retrata con él y es su mejor amigo. Uno se queda así como asombrado, pero bueno, hay que tratar de entender las contradicciones de la lucha de clases donde vemos a gente que no termina de entender cómo son las cosas o está utilizando a la clase trabajadora para objetivos personales, para tratar de enchufarse en la burocracia y lograr conectarse con las personas que les resuelvan sus necesidades personales, triste por ellos porque ese no es el camino revolucionario.

EM: ¿Qué hay que hacer para triunfar en las elecciones  del 26 de septiembre?

EdMat: Estos candidatos a las elecciones a la Asamblea que se van a elegir en el PSUV deberían estar acordes con el discurso del presidente Chávez cuando habla que debemos construir el socialismo y para ello hay que nacionalizar la banca y la industria, como se hizo con Inveval, esa sería una de la medidas principales. Otro objetivo que deberían ponerse estos compañeros es instaurar el control obrero en la producción. Todo esto sería parte de la construcción del socialismo. Estas personas ya como candidatos deberían, más que estar prometiendo paliativos al pueblo, plantear seriamente avanzar hacia el socialismo, hacer leyes que vayan transformando la sociedad e impulsar lo que dice el comandante en lugar de sabotearlo.

EM: ¿Cuál es la situación actual en Inveval?

JP:     Actualmente, Inveval no está produciendo, a pesar que el Ministerio tiene algunos planes, por llamarlos de alguna manera, con respecto a la fabricación de unas válvulas que vienen de Rusia y otras de Brasil, pero nunca se termina de concretar nada al respecto, un poco lo que hemos venido diciendo del burocratismo que hay en las instituciones. Por el momento estamos reparando válvulas de la industria petrolera para las refinerías de PDVSA, pero igualito siguen habiendo problemas porque el trabajo que estamos haciendo no lo estamos cobrando en el tiempo que debería ser, lo cual nos ha estado afectado. Están los convenios de reparación, es el trabajo que se está haciendo, pero considero que si tuviéramos una buena política, que PDVSA se abocara a resolver el problema de Inveval, pudiéramos tener mucho trabajo de reparación y cobrar en el tiempo efectivo. Para algunos la función de reparar no es rentable, no es la salida para Inveval, siendo que Inveval se creó para tener como principal función la fabricación de válvulas. Si estamos hablando de ahorrar el agua, ahorrar la luz, también tenemos que optimizar los recursos, pero eso tiene que ser sincronizado, no sólo tenemos que ser nosotros los trabajadores reparando válvulas sino que también debería haber una planificación en los Ministerios.

EM: ¿Qué ha significado para ustedes la CMR?

JP:      Para mí ha sido una apertura, una apertura a un mundo que tenemos enfrente pero lo desconocemos. Hay muchas cosas que para nosotros en algún momento no tenían ningún significado y estudiando la historia, estudiando el marxismo, nos damos cuenta que todo tiene su fin, todo tiene un punto de inicio y un punto de llegada, por eso para mí ha significado mucho porque he sentido el avance para entender las cosas. Hemos estudiado la dialéctica, la comprendemos, y eso nos permite entender lo que ocurre con la revolución, nos permite saber dónde estamos en este momento y hacia dónde queremos ir solventando las situaciones que vayan surgiendo.

MM:  La CMR ha sido una formación política que nos ha permitido entender el proceso revolucionario, la lucha de clases, la teoría marxista, el papel que juega la burocracia en el Estado, algo que nosotros hemos estado viviendo acá en carne propia con respecto a la expropiación de Acerven, donde el presidente Chávez ordenó que se expropiara esta empresa y la burocracia no lo ha resuelto para que Inveval pueda funcionar a nivel óptimo y satisfacer las necesidades que tiene PDVSA en cuanto a insumos de válvulas. La CMR para mí ha sido un ejemplo de sabiduría, ya que nos hemos dado cuenta a través del tiempo, hemos visto las revoluciones en otras épocas y otros espacios cómo se han llevado a cabo y las hemos comparado con la revolución bolivariana.

EdMat: Para mí ha significado iluminación, entendimiento en cuanto a los fenómenos políticos que se dan en un país revolucionario como en el caso de Venezuela. Cuando empezó aquí la revolución, Chávez planteaba una revolución y yo no entendía eso, y a nosotros nos tocó hacer revolución aquí en la empresa, porque después del paro petrolero nosotros fuimos víctimas de una situación en la cual tuvimos que hacer revolución sin tener una convicción de qué significaba eso. Sin embargo, con el devenir del tiempo hemos venido evolucionando en esta lucha y eso ha sido gracias a la CMR, a su programa, que nos ha permitido formarnos políticamente como cuadros marxistas, y esto ha sido un fortalecimiento como clase y esto ha sido muy valioso, es como conocer la verdad de todo, en ese sentido es la única organización que apunta a dónde deben ir los tiros para que nuestra clase, el proletariado, pueda conseguir el poder y acabar con el capitalismo.

LM:    La CMR ha sido una luz en el camino, como la lucecita esa que cuando uno considera que el camino ha sido largo y oscuro, uno la ve y dice para allá es. La formación de la CMR me ha permitido entender, gracias a la dialéctica, al materialismo histórico, a los libros marxistas que nos han permitido formarnos, los consejos, la paciencia de los compañeros que nos han ayudado a formarnos, nos ha permitido entender qué es la revolución, el proceso que se está viviendo ahora en Venezuela, en Latinoamérica y a nivel mundial. Y, sobre todo, concientizarme en mi condición de clase, sentirme orgullosa de ser clase trabajadora, clase obrera, a pesar que tengamos un título universitario, eso sólo nos dice que somos clase obrera calificada, pero seguimos siendo clase trabajadora dando una lucha histórica, y un camino que debemos seguir recorriendo para desmontar el Estado burgués y construir el Estado obrero. La revolución venezolana está ahora en el mejor momento para que todos concienticemos eso y pongamos nuestro mejor aporte para seguir adelante. La formación marxista es eso, crear conciencia de la lucha de clases y eso es lo que ha formado en mí la CMR.  

FE:     Para mí, como dice la compañera, también ha sido como una luz que nos ha enseñado a entender cómo es la revolución y cómo debemos caminar en ella.

NR:    Estaba recordando la primera vez que estuve en la célula, que Carlos me hizo una entrevista y yo le decía que yo toda la vida quise estudiar historia y geografía, comprender la historia que es algo que me gusta mucho. En esa entrevista recuerdo que le decía que quería una herramienta que me permitiera ayudar a los demás, no sé si lo he hecho hasta ahorita pero eso es lo que ha significado la CMR, una herramienta que me ha permitido, por lo menos en lo personal, madurar un poco como individuo, como persona, pero también me ha permitido relacionarme con el resto de la sociedad, con los compañeros de trabajo, con la clase obrera, y eso es lo que ha hecho dedicar parte de mi tiempo a la lucha, a compartir la lucha de otros trabajadores a nivel nacional. Plantear las ideas con otros trabajadores, tratar de ser una herramienta para los trabajadores que están en lucha y eso es lo que significa la CMR: una herramienta marxista que le permita a los trabajadores tener la fuerza y las ideas claras sobre hacia dónde se tiene que conducir la revolución, y el objetivo fundamental que es la toma del poder. 

EM: ¿Un mensaje final?

NR:     Yo diría que queda CMR para rato y la revolución está en nuestras manos, y somos nosotros la clase obrera con el resto de la sociedad los que vamos a lograr el bienestar y el socialismo para Venezuela y el mundo.

MM:   Mi mensaje final es para toda la clase obrera, a todos los trabajadores a que nos unamos, nos conformemos en un solo bloque, que no perdamos el objetivo que es el socialismo, porque la clase obrera es la llamada a darle, como se dice en criollo,  el "palo cochinero" al capitalismo.

LM:    Llamo a la unidad, vamos a concientizarnos en la lucha de clases , vamos a entender que somos la clase oprimida, que somos la clase que mueve todo, que enciende las luces, controla las máquinas, y que somos nosotros los llamados a transformar el mundo, a acabar con el capitalismo para que no siga destruyendo el mundo, nuestro ecosistema, y a que el socialismo se el sistema que rija al mundo, porque sólo eliminando las clases sociales es que se va a poder salvar al mundo. Y como decía ese gran camarada: ¡Trabajadores del mundo, uníos!, porque sólo unidos venceremos.   

JP:     Yo quiero decir que la lucha en las empresas no hay que mantenerlas aisladas, aquí estamos nosotros a la orden de los trabajadores, a su disposición, cuenten con nosotros que nosotros contamos con ustedes, y que la revolución no la vamos a establecer sólo en las empresas, que los trabajadores que también somos estudiantes llevemos la revolución a nuestros sitios de estudio, los que somos padres la llevemos a nuestros hogares, a nuestras comunidades, para que todos la empujemos hacia delante.

Bookmark and Share